Medicina tradicional, la ciencia de las costumbres milenarias.

Buscar por

 227 total views

Es evidente que, como especie, el humano ha hecho uso de las plantas para su desarrollo como unidad biol贸gica y como sociedad, estas se han usado de mil y una maneras, por ejemplo para alimentaci贸n, vestimenta, producci贸n de cosm茅ticos y uno de los usos m谩s ancestrales e importantes en el 谩mbito cient铆fico, para el cuidado de la salud. 

Nos hemos aprovechado de las plantas desde tiempos muy antiguos y su uso ha conllevado al descubrimiento y acumulaci贸n de conocimiento el cual se ha conservado y transmitido de generaci贸n en generaci贸n. Este saber es un claro ejemplo de conocimiento emp铆rico basado en ensayo-error. (figura 1) [1]

El principio de la medicina tradicional basada en plantas radica en el metabolismo secundario de estas. Aqu铆, por ejemplo, encontramos compuestos que juegan un papel importante en la supervivencia de las plantas, en su mayor铆a estos son compuestos fen贸licos o flavonoides. [3]. Dentro de las funciones que cumplen estos pueden ir desde acciones relacionadas con resistencia a sequ铆a, adaptaci贸n a climas extremos o protecci贸n ante pat贸genos. Estas funciones las convierten en mol茅culas prometedoras para la b煤squeda de compuestos bioactivos para el desarrollo de nuevos f谩rmacos para el tratamiento de diversas enfermedades, generalmente aquellas que tienen una alta tasa de resistencia a antibi贸ticos. [4] Se estima que en la actualidad alrededor de 鈪 de la poblaci贸n hacen uso de esta medicina alternativa para el mantenimiento de un buen estado de la salud. [5]聽

Esta cifra se ve en aumento en aquellos lugares donde las plantas medicinales son ocupadas debido a tradici贸n y costumbre (figura 2), aspectos de cosmovisi贸n o aspectos econ贸micos que eviten el acceso a un servicio de salud. [6]

Un ejemplo claro es M茅xico, nuestro pa铆s es importante por las caracter铆sticas descritas antes y tambi茅n ya que forma parte de los pa铆ses megadiversos. [7]

Teniendo as铆 un 50% de endemicidad dentro de las 22,000 plantas vasculares que alberga la naci贸n [8] y dentro de toda esta diversidad se estima que alrededor de 3,000 de estas plantas son ocupadas dentro de la medicina tradicional. [9] Es importante recalcar que estas son consumidas de diferentes formas, en su ingesta diaria, en infusiones, en decocciones, como ung眉ento, entre otras.

La medicina tradicional ha tenido grandes rezagos en su conocimiento debido a que durante mucho tiempo ha sido considerada como una pseudociencia por muchas personas, o bien, se帽alada como 鈥渓a medicina del pobre鈥, con la inmensidad de estudios recientes esta disciplina ha tomado peso convirti茅ndola en una rama de la medicina que busca y genera nuevos f谩rmacos que conecten el saber cultural con el cuidado de la salud, para as铆 contrarrestar la crisis de salud en la que vivimos. [10]

Para darle el valor cient铆fico al uso de las plantas es necesario realizar estudios etnofarmacol贸gicos, generalmente estos estudios son del tipo biodirigidos, los cuales consisten en: [11]

  1. Colecta de plantas con importancia medicinal. Estas son recolectadas de acuerdo al conocimiento de los curanderos de la zona.
  2. Identificaci贸n de las plantas. 
  3. Dependiendo de c贸mo consumen la planta ser谩n las pruebas, en este caso se ejemplifica, un ensayo biodirigido.
  4. Se realizan procesos de extracci贸n. Esto depende del compuesto a extraer, para esto se ocupan diferentes polaridades de disolventes para as铆 obtener compuestos diferentes dependiendo de la polaridad del proceso de extracci贸n.
  5. Aqu铆 se bifurcan los procesos, en caso de ser un ensayo general se prueba el extracto tal cual contra alguna enzima, bacteria o componente de un pat贸geno.
  6. Por otro lado, si es un ensayo biodirigido se llevan a cabo procesos de purificaci贸n para obtener un compuesto en espec铆fico de una polaridad en espec铆fico. 
  7. Posteriormente estos compuestos se prueban dentro de un modelo in vitro, estas pruebas pueden variar dependiendo de la enfermedad a tratar, igual pueden ser en bacterias, prote铆nas espec铆ficas, partes del pat贸geno, etc.
  8. Si los resultados son favorables generalmente se lleva a cabo un estudio en un modelo in vivo para probar si mantienen la eficacia estos compuestos dentro de un sistema vivo.
  9. Si ambos resultados son favorables se llevan a cabo muchas m谩s pruebas cl铆nicas para la validaci贸n como un f谩rmaco.

Un ejemplo, el primer ensayo etnofarmacol贸gico bien documentado fue realizado en 1775 por William Withering, el cual a partir de informaci贸n proporcionada por un herbolario cre贸 un extracto de Digitalis purpurea (figura 3A) para el tratamiento de la hidropes铆a en 158 pacientes teniendo resultados favorables en 101 pacientes. [12, 13] La hidropes铆a es una enfermedad caracterizada por una retenci贸n excesiva de agua en el cuerpo, esta retenci贸n indica que los ri帽ones, el p谩ncreas y el h铆gado est谩n funcionando mal. [14] Pese a que fue un m茅todo que no sigui贸 todas las pautas para ser un protocolo estandarizado. Withering logr贸 obtener una dosis similar a la dosis aplicada en la actualidad de digoxina [13]. (figura 3B).

En la actualidad esta disciplina ha adquirido gran importancia debido al inter茅s de muchos laboratorios por obtener f谩rmacos que ayuden al tratamiento de enfermedades con alta prevalencia y resistencia en la poblaci贸n, esto abre las puertas ante un mundo globalizado para lograr un desarrollo social sostenible. [15] No obstante lo anterior; dado que se trata de una ciencia un tanto emergente, existen tres grandes obst谩culos que impiden el desarrollo de esta para obtener f谩rmacos novedosos. Estos obst谩culos son: I) Una gran p茅rdida del conocimiento tradicional debido a la polarizaci贸n (econ贸mica) en las sociedad actuales. II) No hay una pol铆tica estandarizada que dicte qu茅 se debe hacer para los ensayos de bioprospecci贸n, as铆 como problemas en los derechos de propiedad intelectual por el pase del conocimiento de los herbolarios a los cient铆ficos y, por 煤ltimo, se encuentra, III) La p茅rdida de la biodiversidad, al perder especies importantes, end茅micas y de uso en la medicina se pierde la posibilidad de que sean ocupadas con fines de bioprospecci贸n. [16, 17].

Como conclusi贸n queda decir que la etnofarmacolog铆a es una rama de la medicina que tiene una gran importancia en la actualidad debido a los usos que ha tomado en un mundo moderno, donde la producci贸n de f谩rmacos es una necesidad constante debido a la resistencia a antibi贸ticos. Pese a ser un 谩rea altamente explorada, a煤n quedan cosas que afinar y mejorar para obtener un mayor provecho de esta 谩rea tan llamativa para los pueblos ind铆genas y los grandes laboratorios farmac茅uticos.


Referencias:

[1] Fabricant DS, Farnsworth NR. (2001). The value of plants used in traditional medicine for drug discovery. Environ. Health Perspect. 109(Suppl. 1):69鈥75
[2] Buenz, E. J., Verpoorte, R., & Bauer, B. A. (2018). The Ethnopharmacologic Contribution to Bioprospecting Natural Products. Annual Review of Pharmacology and Toxicology, 58(1), 509-530.
[3] Cowan MM. (1999). Plant products as antimicrobial agents. Clin Microbiol Rev 12:564鈥82.
[4] Wu S, Chappell J. (2008). Metabolic engineering of natural products in plants; tools of the trade and challenges for the future. Curr Opin Biotechnol 19:145鈥52.
[5] McChesney JD, Venkataraman SK, Henri JT. (2007). Plant natural products: back to the future or into extinction?. Phytochemistry 68:2015鈥22.[6] Jimenez, A. (2007). Medicina tradicional. Boleti贸n CONAMED-OPS. Julio-Agosto.
[7] Mittermeier, R. A., C. Goettsch-Mittermeier y P. Robles-Gil. (1997). Megadiversidad: los pa铆ses biol贸gicamente m谩s ricos del mundo. Cemex-Agrupaci贸n Sierra Madre, M茅xico, D. F.
[8] Villasenor, J.L., (2004). Los g茅neros de las plantas vasculares de la flora de M茅xico. Bolet铆n de la Sociedad Bot谩nica de M茅xico. 75, 105鈥135.
[9] Bye, R., Linares, E., Estrada, E., (1995). Biological diversity of medicinal plants in Mexico. In: Arnason, J.T., Mata, R., Romeo, J.T. (Eds.), Phytochemistry of Medicinal Plants (Recent Advances in Phytochemistry, vol. 29. Plenum Press, New York, pp. 65鈥82.
[10] Luna-Nemecio, J. (2019). La doble disyuntiva hist贸rica de la producci贸n antropog茅nica de la salud y la enfermedad en el siglo XXI. Revista Antr贸pica, (9), 137-155.
[11] Castillo-Ju谩rez, I., Gonz谩lez, V., Jaime-Aguilar, H., Mart铆nez, G., Linares, E., Bye, R., & Romero, I. (2009). Anti-Helicobacter pylori activity of plants used in Mexican traditional medicine for gastrointestinal disorders. Journal of Ethnopharmacology, 122(2), 402-405.
[12] Withering W. (1785). An Account of the Foxglove and Some of its Medical Uses with Practical Remarks on Dropsy, and Other Diseases. Birmingham, UK: M. Swinney.
[13] Estes JW, White PD. (1965). William Withering and the purple foxglove. Sci. Am. 212:110鈥19.
[14] Jackson, M. & Teague, T. (2007). Manual de Remedios Naturales, Alternativa a la Medicina Qu铆mica. M茅xico, D.F. Vida Natural.
[15] Luna-Nemecio, J. (2020). Para pensar el desarrollo social sostenible: m煤ltiples. enfoques, un mismo objetivo. Mount Dora (USA)/Quito (Ecuador): Kresearch/ Religaci贸n. Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades desde Am茅rica Latina.
[16] Cox PA. 2000. Will tribal knowledge survive the millennium? Science 287(5450):44鈥45.
[17] Hedberg I. 1993. Botanical methods in ethnopharmacology and the need for conservation of medicinal plants. J. Ethnopharmacol. 38(2鈥3):121鈥28.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *