Prevención de contagio y dispersión de COVID-19

Buscar por

 178 total views

¿Qué es el SARS-CoV-2 y cómo se transmite?

El virus que protagoniza la actual pandemia del 2020 es causado por el virus SARS-CoV-2 (severe acute respiratory syndrome coronavirus, por sus siglas en inglés), la enfermedad que ocasiona es llamada COVID-19 (coronavirus desease 2019). El brote se identificó relacionado a un mercado de venta de animales en Wuhan, China el pasado diciembre del 2019 (Lu et. al., 2020).

Es probable que el virus se haya transmitido directamente al ingerir alimentos de este establecimiento. Al dar el seguimiento de los primeros infectados se reveló que algunos pacientes no tuvieron contacto alguno con dicho establecimiento, por lo tanto, se aceptó que la transmisión de este virus ocurrió de persona a persona (Lotfi et. al., 2020). 

La transmisión de SARS-CoV-2 ocurre por medio del contacto con secreciones respiratorias (gotas) esparcidas al toser, estornudar o hablar, así como entrar en contacto con gotas respiratorias suspendidas en el aire (contagio aéreo-trasportado) o bien por medio de objetos contaminados que entren en contacto con membranas mucosas como ojos, nariz y boca. Las gotas de fluidos respiratorios se esparcen a no más de 1.8 metros y SARS-CoV-2 puede permanecer viable en gotas suspendidas en el aire por tres horas y sobre materiales de 8 hasta 48 horas (Fig.1) (van Doremalen et. al., 2020). 

Figura 1.¿Dónde se esconde el virus? Se evaluó la viabilidad de SARS-CoV-2 y de SARS-CoV-1 en microgotas tipo aerosol, sobre cobre, plástico, cartón y acero inoxidable. Se detectó SARS-CoV-2 en el aerosol hasta 3 horas después de haber realizado el experimento. Se detectó SARS-CoV-2 viable hasta 72 horas después de haberlo colocado sobre la superficie de plástico. Sobre la superficie de cobre no se encontró SARS-CoV-2 viable después de 4 horas.  Tomada y modificada de (van Doremalen et. al., 2020).

SARS-CoV-2 se ha propagado rápidamente a través del mundo, uno de los puntos que han hecho esto posible es su amplio periodo de incubación durante el cual la persona infectada es un potencial vector capaz de transmitir el virus.

Un seguimiento a pacientes que contrajeron la enfermedad en Wuhan se estableció que el período de incubación medio es de 6,4 días (varia de 2.1 a 11.1 días) (Figura 2) (Backer et.al., 2020). Otra de las razones es que en algunos casos los pacientes no presentan síntomas (asintomáticos) (4-41%) (WHO, junio 2020), esto los convierte en portadores silenciosos (Yu et. al., 2020; Bai et. al., 2020). Sumado a esto, pacientes recuperados continúan siendo positivo después de hasta 13 días de haber sido dados de alta (Pan et. al., 2020) es decir, pacientes recuperados podrían transmitir el virus. Por otro lado,  SARS-CoV-2 no se transmite por contacto oral-fecal, ni por contacto con semen de pacientes (McIntosh et. al., 2020; Song et. Al., 2020). 

Figura 2. ¿Cuánto tiempo pasa entre contagiarte con SARS-CoV-2 y presentar síntomas?   Historia de contagio de 88 viajeros de Wuhan, China en enero del 2020. El período de incubación medio se estimó en 6,4 días. El período de incubación varió de 2.1 a 11.1 días. Note el largo periodo entre el punto de contagio y el reporte de la enfermedad. Tomado y modificado de (Backer et. al., 2020)

¿Qué síntomas desarrollan las personas con COVID-19?

El virus SARS-CoV-2 utiliza al receptor ACE2 (Angiotensin-Converting Enzyme 2) para ingresar su material genético a las células (Lan et al. 2020).  El 40 % de las personas infectadas con SARS-CoV-2 desarrollan una enfermedad leve, el 40 % desarrollan una enfermedad moderada, el 15% presenta una enfermedad grave que requiere soporte de oxígeno, y el 5% desarrolla una enfermedad crítica con insuficiencia respiratoria y muerte. No todos los pacientes presentan los mismos síntomas, COVID-19 puede generar: fiebre, tos seca, dificultad para respirar, diarrea, dolor en el pecho, náuseas, vomito, dolor de garganta, estornudos, congestión nasal, anosmia, síndrome respiratorio agudo, sepsis, shock séptico, tromboembolismo y / o falla multiorgánica, incluyendo daño renal agudo y daño cardíaco (Wang et. al., 2020). Tener una edad avanzada, fumar y enfermedades subyacentes no transmisibles como diabetes, hipertensión, enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar crónica y cáncer se han reportado como factores de riesgo para desarrollar enfermedad grave y muerte (WHO, 2020). 

¿El uso de mascarillas previene la dispersión del SARS-CoV-2?

De acuerdo a la guía para el uso de mascarillas que publicó la organización mundial de la salud (WHO) el 5 de junio del 2020, el uso de mascarillas se recomienda para protección de personas sanas o por personas infectadas para evitar la transmisión de la enfermedad. Es de suma importancia resaltar que un porcentaje significativo de los pacientes infectados no muestran síntomas (4-41%), representando una población de portadores silenciosos. El uso de mascarillas si reduce la tasa de contagios entre el personal de salud atendiendo Betacoronavirus que causan SARS (insuficiencia respiratoria aguda grave síndrome), MERS (síndrome respiratorio del Medio Oriente) y COVID-19 (WHO, 5 -jun-2020). 

¿Entonces cuál mascarilla debo de usar?

Tipos de mascarillas:

  • Mascarilla médica: Filtran el 95 % de las gotas respiratorias, filtran gotas de 3 micrómetros, hechas con capas de materiales no tejidos como polipropileno, polietileno o celulosa. Bloquean la infiltración de fluidos al tiempo que permiten una adecuada transpirabilidad. Se fijan a la cabeza con correas elásticas, son planas o plisadas. 
  • Mascarillas de uso general: Filtran el 75 % de las gotas y permiten una adecuada transpirabilidad. Fabricadas con un mínimo de tres capas de poliéster, algodón o celulosa. El factor conocido como «Q” es una función de la eficiencia de filtración y transpirabilidad, entre mayor sea el valor de Q mayor es la eficiencia. El Factor Q mínimo recomendado para mascarillas de uso general es de 3 (Tabla 1).
  • Mascarilla con respirador filtrante (FFR): Ofrecen un equilibrio de filtración y transpirabilidad, filtran partículas de 0.075 micrómetros. Hechos con telas no tejidas y filtros. Los bordes exteriores del FFR sellan alrededor de la cara del usuario, dando como resultado una filtración garantizada en comparación con la forma abierta de la mascarilla médica. 

La organización mundial de la salud declaró que la información, el aislamiento, prevención, control de transmisión, y tratamiento de personas infectadas son los pasos claves para el control del esparcimiento de la enfermedad COVID-19 (WHO, enero 2020). 

Tabla 1. Materiales empleados en mascarillas no médicas en comparación con el material de mascarillas médicas (polipropileno). El factor conocido como «Q» es una función de la eficiencia de filtración y transpirabilidad, valores altos indican una mejor eficiencia. El Factor Q mínimo recomendado es de 3, siendo el nylon la tela menos recomendable para fabricar mascarillas no médicas. Tomado de (WHO, 5 -jun-2020).

Referencias

  1. van Doremalen N., Bushmaker T., Morris D.H., Holbrook M.G., Gamble A., Williamson B.N. (2020). Aerosol and Surface Stability of SARS-CoV-2 as Compared with SARS-CoV-1. N. Engl. J. Med. 
  2. Yu P., Zhu J., Zhang Z., Han Y., Huang L. (2020) A familial cluster of infection associated with the 2019 novel coronavirus indicating potential person-to-person transmission during the incubation period. J Infect Dis. 
  3. Bai Y., Yao L., Wei T., Tian F., Jin D.-Y., Chen L. (2020) Presumed asymptomatic carrier transmission of COVID-19. JAMA. 
  4. Pan F, Ye T, Sun P, Gui S, Liang B, Li L, et al. (2020) Time course of lung changes on chest CT during recovery from 2019 novel coronavirus (COVID-19) pneumonia. Radiology. 
  5.  McIntosh K, Hirsch MS, Bloom A. (2020). Coronavirus disease 2019 (COVID-19). UpToDate Hirsch MS, Bloom A (Eds) Accessed.
  6. Song C, Wang Y, Li W, Hu B, Chen G, Xia P, et al. (2020). Detection of 2019 novel coronavirus in semen and testicular biopsy specimen of COVID-19 patients. Clin Chim Acta
  7. Lotfi M, Hamblin M, Rezaeif N. (2020). COVID-19: Transmission, prevention, and potential therapeutic opportunities. Clin Chim Acta
  8. Lu H., Stratton C. W., Tang, Y. (2020). Outbreak of Pneumonia of Unknown Etiology in Wuhan China: the Mystery and the Miracle. Journal of Medical Virology. 
  9. Lan J, Ge J, Yu J, Shan S, Zhou H, Fan S, Zhang Q, Shi X, Wang Q, Zhang L, Wang X (2020). Structure of the SARS-CoV-2 spike receptor-binding domain bound to the ACE2 receptor.  Nature. 
  10. Backer J A, Klinkenberg D, Wallinga J (2020) Incubation period of 2019 novel coronavirus (2019-nCoV) infections among travellers from Wuhan, China, 20–28 January 2020. Euro Surveill. 
  11. WHO. Clinical management of severe acute respiratory infection when novel coronavirus (2019-nCoV) infection is suspected. 2020; https://www.who.int/docs/default-source/coronaviruse/clinical-management-of-novel-cov.pdf?sfvrsn=bc7da517_2.
  12. Wang D, Hu B, Hu C, Zhu F, Liu X, Zhang J, Wang B, Xiang H, Cheng Z, Xiong Y, Zhao Y, Li Y, Wang X, Peng Z. (2020). Clinical Characteristics of 138 Hospitalized Patients With 2019 Novel Coronavirus-Infected Pneumonia in Wuhan, China. JAMA. 
  13. Bai Y, Yao L, Wei T, Tian F, Jin D, Chen L, Wang M. (2020). Presumed Asymptomatic Carrier Transmission of COVID-19. JAMA. 
  14. World Health Organization. (‎2020)‎. Advice on the use of masks in the context of COVID-19: interim guidance, 5 June 2020. World Health Organization. https://apps.who.int/iris/handle/10665/332293. License: CC BY-NC-SA 3.0 IGO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *